No se relaja y se queda en casa

MOMENTO DE PRONUNCIARSE DE PRECIOS AL CONSUMIDOR

Bienes y servicios básicos deben ser escudriñados con detalle

Publicado: 2020-07-09

La recesión y el desempleo en curso hacen necesario que se tenga análisis agudo y pronunciamientos públicos de los precios al consumidor de bienes y servicios esenciales, de los que en esta columna le referiré al Gas Licuado de Petróleo (GLP). 

En el GLP aún hay desajustes a nivel de primera transacción que vale la pena ponerlos al debate, pues allí se inicia la formación del precio del balón de 10 Kg, que es utilizado en cerca del 60% de los hogares peruanos. Queda pendiente la evaluación de toda la cadena hasta llegar a la venta a domicilio.

Referí en anterior oportunidad que existen cinco precios diferentes: precio de paridad de importación (PPI), publicado por la Sociedad Nacional de Minería Petróleo y Energía (SNMPE); dos precios publicados por Osinergmin (OSN): el de importación con margen comercial y de Pluspetrol en Callao; Precios de lista en Callao de Pluspetrol (Plus) y Petroperu (PP)

Lo trascendente es determinar cuál de las cinco valoraciones citadas es la que se utiliza para ir formando la cadena que termina en el consumidor final. Es importante citar que la demanda es atendida en un 68% por producción local de Pluspetrol y 32% por importación.

El mayor precio de los 5 citados es el PPI de la SNMPE, que al ’06 de julio ascendió a 22.67 soles/por cada 10 Kg (S/. / balón) incluido IGV, que es 59% mayor al precio de importación y 106% al de Pluspetrol, calculados por OSN. Adicionalmente, es mayor en 28% y 17% a los de lista de Plus y PP respectivamente.

Una primera conclusión es que el cálculo de OSN para Pluspetrol no se condice con la realidad, es una suposición teórica que dicha empresa embarca el producto en Pisco al mismo precio que lo hace un proveedor en la Costa del Golfo de México (USGC). Lo que ocurre en la práctica es que en Pisco se vende 59% más elevado que en la USGC. Plus es operador dominante y su valoración está calculada para que ningún importador pueda arriesgarse a desplazarlo en Perú. Es legal, pero el margen es excesivo, ningún comprador extranjero lo adquiriría para llevarlo a otras latitudes.

Una segunda conclusión es que PP tiene en lista un precio mayor al de Pluspetrol en 10%, la explicación es que la estatal le compra a Plus, y no es un marcador de precio.

Una tercera conclusión es que compradores locales que no son los líderes en volumen vendido, caso de los miembros de la Asociación de Plantas Envasadoras de Gas del Perú (ASEEG), compran a Plus al precio de lista de ésta, que es menor que PP, pero mayor a lo calculado por OSN para la mencionada empresa.

Lo que queda entre los compradores de primera transacción son aquellos que no son atendidos por Pluspetrol, que son abastecidos por PP con el volumen que maneja que tiene un tope, los que no alcanzan la cuota tienen que recurrir a los importadores que utilizan el PPI de la SNMPE.

En resumen, hay diversidad en la formación de precios, el más caro el que fijan los importadores, seguido por los que compran a Petroperu y luego a los que acceden a Pluspetrol. No hay precio único inicial, pero los importadores dan una señal al mercado.

Tarea para OSN y el BCR, que opina sobre combustibles: dar opinión sobre la venta en Pisco a 59% mayor que el precio internacional y el PPI de la SNMPE que es 59% mayor al calculado por OSN.


Escrito por

César Gutiérrez

El año 1,956 correspondió al fin del llamado “ochenio”, el gobierno de ocho años, del General Manuel Odría y la vuelta a la democracia...


Publicado en