el blindaje continúa en el Congreso

Abandono de gestión gubernamental en sector energético

Publicado: 2018-10-16

El Poder Ejecutivo está obnubilado por las altas cifras de aprobación que le muestran las encuestadoras, como un rédito de la confrontación contra el fujimorismo, el aprismo y todo aquello que pueda ser materia de una supuesta afinidad con dichas agrupaciones. Mientras tanto, los temas pendientes de solución de los sectores económicos siguen aumentando sin salida alguna, ante la pasividad de los gremios empresariales. 

La teoría que la economía peruana se ve mayoritariamente afectada por los choques externos, que por la política interna, tiene cierto asidero, sin embargo a nombre de ello no se puede dejar de gestionar las economías sectoriales.

Ejemplo de la inacción es lo que viene ocurriendo en el sector energético: producción y exploración hidrocarburífera con severísima declinación, conflictos en los sectores de generación y distribución de electricidad que no se resuelven, postergación de definiciones para la inversión en generación de energía eléctrica en base a recursos energéticos renovables, contrasentidos en la política de gestión de los biocombustibles, discrepancias en la distribución de gas natural por redes de ductos sin solución y diferimiento de un planteamiento serio del transporte de gas natural por ductos.

Mientras que esperamos gestión, lo que se tiene es un Ministerio de Energía y Minas que hace prensa. Anuncios de inversiones que no llegan, prepublicaciones normativas con serias carencias, propuestas legislativas que hacen de furgón de cola de intereses de unas pocas empresas, como es el caso de la propuesta de modificaciones de la Ley Orgánica de Hidrocarburos, y pretensión de intervencionismo en las decisiones del regulador, como el reciente caso del Decreto Supremo (DS-027-2018-EM), publicado y derogado en menos de una semana, con el correlato de haber despedido al viceministro de Electricidad, como chivo expiatorio.

A estas alturas, en épocas normales de manejo político, debería haberse planteado la interpelación y derivado en la censura del ministro del sector, Francisco Ísmodes. Lamentablemente la agenda política está completamente desnaturalizada y no permite abordar casos como éste en el Congreso, mientras tanto corresponde a los agentes económicos exigir soluciones.


Escrito por

César Gutiérrez

El año 1,956 correspondió al fin del llamado “ochenio”, el gobierno de ocho años, del General Manuel Odría y la vuelta a la democracia...


Publicado en