desde este momento, no más hermanitos

Esperando informe de investigación sobre refinería Talara

Publicado: 2018-10-02

Han transcurrido cerca de 14 meses, desde que la Comisión Investigadora del Congreso sobre los megaproyectos gestionados durante el “humalismo”, abordó el caso del trajinado Proyecto de Modernización de la Refinería Talara (PMRT), y hasta la fecha no vemos ni por asomo informe alguno. 

Los resultados del trabajo parlamentario se hace necesario, pues es un secreto a voces, que hay un serio enfrentamiento entre el contratista principal Técnicas Reunidas (TR) y Petroperu (PP).

Las discrepancias entre PP y TR, hasta donde se sabe, tiene tres fuentes de origen: reconocimiento de pagos por retrasos, hay 19 meses de dilaciones de los cuales se tiene que dilucidar cuántos son de responsabilidad de PP; definición de pagos por órdenes de cambio, que son los trabajos ejecutados y que no estaban previstos y finalmente la fijación de un monto por el mantenimiento de la infraestructura ya construida y que tiene que esperar por lo menos hasta diciembre del 2020 para interconectarse con los servicios auxiliares en construcción, a cargo de un tercero, que es el consorcio formado por la española Cobra Instalaciones y Servicios SA y la china Sinohydro Corporation Limited.

Es pertinente el pronunciamiento de la comisión congresal en los tres temas de discrepancia reseñados, las justificaciones de los funcionarios de PP ante los congresistas, no solo han sido insuficientes sino contradictorias. Hay hasta tres versiones sobre sobre el costo diario por los retrasos, con diferencias abismales en la cuantía, que llegan hasta el 250%.

A estas alturas no sorprendería que TR pueda llegar a plantear hasta la resolución del contrato. La racionalidad de esta posición extrema es perfecta: han cobrado el 80% del monto original propuesto; los montos en discrepancia se tendrán que resolver en vía arbitral, salvo que exista un bonzo en la petrolera estatal que quiera asumir una posición económica ante divergencias extremas y la puesta en operación comercial será muy dificultosa, ya que habrá que compatibilizar los trabajos del consorcio Cobra-Sinohydro con los ejecutados por TR.

Un pronunciamiento extemporáneo de los investigadores puede ser hasta sospechoso en un contexto de peligro de ruptura, como el que se está viviendo.


Escrito por

César Gutiérrez

El año 1,956 correspondió al fin del llamado “ochenio”, el gobierno de ocho años, del General Manuel Odría y la vuelta a la democracia...


Publicado en